Pulsioxímetros – ¡TODO LO QUE DEBES SABER!

En la actualidad, con los grandes avances tecnológicos y científicos en la humanidad, se ha facilitado al ser humano su desenvolvimiento en todas las áreas de la vida cotidiana. La tecnología se ha convertido en la aliada más eficiente del ser humano. Y la medicina no es la excepción pues ha evolucionado, ayudando a un diagnóstico médico más profundo y exacto.

¿Quieres conocer más sobre este maravilloso dispositivo, con todas sus características, origen y las ventajas que te ofrecen en la actualidad? ¡Quédate y aprende más!

¿Qué son los Pulsioxímetros?

Los pulsioxímetros se han convertido en una herramienta eficaz ayudando al personal médico y enfermería a medir el pulso y la frecuencia cardiaca, así como la saturación de oxígeno en la sangre de los pacientes. Permitiendo al médico recibir información importante para la evaluación y diagnóstico de forma rápida y eficaz.

Fundamentos físicos

El pulsioxímetro es un dispositivo que utiliza longitudes de onda para ver las diferencias de la oxihemoglobina o hemoglobina oxigenada y la desoxigenada o desoxihemoglobina en la sangre, emitiendo luz con una longitud de onda de 660 nanómetros característica de la oxihemoglobina y 940 nanómetros característica de la desoxihemoglobina.

Tanto la oxihemoglobina como la desoxihemoglobina son moléculas que reflejan distintas longitudes de onda al absorber la luz. Al absorber la longitud de luz infrarroja se refleja los valores de la oxihemoglobina y en el caso de la longitud de luz roja se refleja los valores de la desoxihemoglobina.

El pulso arterial es importante y necesario, por ello el dispositivo identificará una señal. La luz se absorberá por la piel y sangre venosa de forma constante y habrá una dilatación con los latidos producidos por el bombeo en la sangre arterial y la comparación de la luz absorbida en onda pulsátil junto a la absorción basal resultará el porcentaje de oxihemoglobina.

El pulsioxímetro envía ambos espectros de luz, la roja e infrarroja, que son detectados con un fotodetector que mide la cantidad de longitud de onda recibida y a su vez transmite a través de un impulso eléctrico la información recibida, que será procesada para calcular la información emitida y recibida y mostrará la cantidad de luz absorbida de la sangre pulsátil. 

¿Qué otros nombres que tiene el Pulsioxímetro?

El Pulsioxímetro recibe también el nombre de Oxímetro de Pulso.

¿Cuál es el origen del pulsioxímetro?

El primer dispositivo para medir la longitud de onda fue desarrollado en 1935 por Karl Matthes, quien usó luz roja y verde midiendo la saturación de oxígeno en la sangre, pero luego cambió la técnica utilizando ahora filtros de luz infrarroja y roja.

Una idea similar al pulsioxímetro actual se desarrolló en 1949, cuando Wood anexa un sistema que exprimía sangre a presión de la oreja permitiendo así comprobar cuál era la saturación de oxígeno en la sangre al ser recibida nuevamente sin presión, pero dicho método resultó ineficaz dada la inestabilidad de las fuentes de luz y las fotoceldas.

Luego Shaw armó en 1964, lo que sería conocido como el primer oxímetro comercializado por Hewlett Packard, que utilizaba ocho longitudes de onda de luz para medición absoluta, pero su uso lo limitaron a funciones pulmonares debido a lo costoso que era su adquisición, así como el gran tamaño que poseía.

Hasta 1981, la medición de oxígeno en la sangre se realizaba a través de los gases en la sangre de las arterias utilizando un punto de medición único, proceso que toma varios minutos para ser procesado, pero la ausencia de oxigenación causa daño cerebral luego de 5 minutos y entre 10 y 15 minutos causa muerte cerebral.

Es por ello que al desarrollarse la pulsioximetría se hizo posible de manera revolucionaria la medición de la oxigenación del paciente de forma no invasiva y continua, evolucionando y mejorando la seguridad del paciente. En 1987 el uso de la pulsioximetría se estandarizó al suministrar la anestesia general en Estados Unidos.

El éxito de esta técnica llevó al pulsioxímetro a todas las áreas de hospitalización, quirófanos y salas de recuperación, igualmente en las áreas de neonatología se ha convertido en una herramienta fundamental para monitorear el nivel de oxigenación y evitar efectos secundarios en los bebés al aumentar el suministro de oxígeno.

Nuevamente en 2009 se hace un gran avance al desarrollar e introducir el primer pulsioxímetro con conexión Bluetooth utilizando la yema del dedo, brindando al médico la posibilidad de monitorear la saturación de oxígeno y el pulso, a su vez al paciente permite comprobar su estado de salud mediante registros en línea.

Características del pulsioxímetro

En general los pulsioxímetros deben poseer las siguientes características: 

  • Lectores para la medición del porcentaje de SpO2
  • Medidor de frecuencia cardiaca o pulso reflejado en latidos por minuto con indicador de sonido 
  • Deben mostrar la calidad de perfusión y la amplitud de pulso.

¿Para qué sirven los Pulsioxímetros?

Sirve para medir la saturación existente de oxígeno en la sangre y con la ayuda de métodos fotoeléctricos, que solo al colocarlo en el dedo del paciente, permitirá observar si los valores están normales o si existe alguna variación que pueda ser una alarma para una intervención rápida del doctor.

Usos del Pulsioxímetro

El Pulsioxímetro presenta los siguientes usos:

  • Frente a situaciones con pacientes que presentan oxigenación inestable, especialmente en el área de urgencias y cuidados intensivos de hospitales y clínicas
  • En pilotos de aviones y aeronaves despresurizadas
  • En la evaluación de pacientes crónicos, pacientes que presentan enfermedad pulmonar obstructiva crónica, pacientes de gravedad o con signos notorios de agudización de la sintomatología
  • En el caso de deterioro progresivo de su salud la pulsioximetría permite al personal médico monitorear y reaccionar a tiempo
  • En caso de infecciones respiratorias agudas ya que ayuda a apreciar, aunado a otros indicadores, si es grave o no, así como la posible remisión para tratamiento posterior de los pacientes
  • En la valoración clínica a niños de los que se tenga sospecha de problemas respiratorios
  • Como herramienta útil para el monitoreo de pacientes en casa con alguna enfermedad supervisada por el doctor 
  • En los últimos años el auge del uso de estos dispositivos en hospitales y clínicas ha brindado tanto al personal médico como de enfermería una gran ayuda en su labor diaria.
  • En el área de la medicina deportiva brinda su aporte junto a la ergometría y suman una completa prueba de esfuerzo dada la saturación de oxígeno en el torrente sanguíneo

¿Quiénes pueden usarlo?

Puede ser usado a nivel casero por cualquier persona con deseo de monitorear su estado de salud, puede ser utilizado por deportistas o atletas de alto rendimiento, escaladores, montañistas para quienes es importante monitorear sus niveles de oxígeno en la sangre. 

A nivel médico es necesario, útil y recomendado para pacientes que presenten problemas respiratorios y pulmonares leves y crónicos. Igualmente se utiliza en pacientes con oxigenación inestable, pacientes internos en urgencias o cuidados intensivos de centros médicos. 

Ventajas de Usar un Pulsioxímetro

  • Permite tener un mayor control de las pulsaciones y también el oxígeno en la sangre
  • Ayuda en el control general de la salud
  • Aun cuando es una herramienta útil en hospitales y clínicas, su uso es muy sencillo por lo que no se hace necesaria la supervisión médica
  • Es un dispositivo que se puede transportar fácilmente a cualquier sitio por sus dimensiones reducidas
  • Por su diseño puede ser utilizado en bebés, niños, jóvenes, adultos y ancianos sin ningún problema
  • Por su sencillez al usarlo es utilizado en instituciones hospitalarias, pero también pueden ser usadas por familiares o el mismo paciente para su monitoreo en casa
  • Al disponer de uno se puede advertir a tiempo en caso de una emergencia, previniendo de esta manera cualquier afección pulmonar u otra emergencia
  • Brindan objetivamente información útil para los médicos sobre el estado de salud del paciente y de esa manera se pueda brindar un tratamiento adecuado a la necesidad del paciente

Tipo de pulsioxímetros

De la misma forma que existe variedad en los diferentes artículos para uso doméstico, hay diferentes tipos de pulsioxímetros, los de uso médico, así como los de uso doméstico, entre ellos están los siguientes:

Pulsioxímetros de dedo

Por su tamaño puede ser guardado en bolsillos, es muy eficiente y fácil de usar pues solo se coloca el dedo y muestra en su pantalla los niveles de oxígeno en la sangre.

Incluso se puede colocar en el dedo del pie si fuere una emergencia. Posee un margen de error mínimo frente a los valores que pueda dar aparatos profesionales. Su uso es muy común en clínicas y hospitales.

Por lo cómodo y práctico, se ha convertido en un dispositivo de uso personal de los profesionales en el área de la salud, igualmente se está convirtiendo en una herramienta indispensable en los botiquines de primeros auxilios.

Pulsioxímetros de mano

Este es el más común en su uso en casa por cualquier persona que quiera controlar el nivel de oxígeno en su sangre. Este se puede colocar en el lóbulo de la oreja o en el dedo con un clip que permite el paso de la luz infrarroja por las venas.

Estos son muy útiles para atletas, montañistas e incluso para los pilotos, en fin, para personas que son propensos a la disminución de sus niveles de oxígeno en la sangre debido a grandes altitudes o con el ejercicio.

Es el más común entre médicos pues es más preciso y brinda además la medición de la frecuencia respiratoria.  El único punto desfavorable es que no ofrecerá una lectura veraz si existe un coágulo de sangre o la zona donde lo coloque está muy fría.

Pulsioxímetros de muñeca

Este es idéntico a un reloj y se coloca en la muñeca y se coloca un sensor en el mano conectado al aparato de medición y permite monitorear de forma continua al paciente y su uso es común en centros de tratamiento de pacientes que padecen apnea del sueño.

Tiene la misma precisión del pulsioxímetro de dedo, además de registrar datos a intervalos de tiempo arrojando los mismos valores de saturación de oxígeno y pulso. Este posee un mayor tamaño pero aún permite la movilidad del paciente.

Pulsioxímetro neonatal

Fue desarrollado para la detección e identificación a recién nacidos con problemas críticos cardiacos congénitos y aunque es un dispositivo sencillo con su respectivo sensor, se debe cuidar que el bebé no se enrede en los cables. 

Pulsioxímetro pediátrico

Este dispositivo fue diseñado para dedos pequeños, con una apertura pequeña y de fácil ajuste de los sensores a los dedos de los niños. En algunos de ellos se incluye un sensor para el dedo del pie o la palma del niño facilitando un mejor enganche del paciente.

Pulsioxímetro de mesa

Es ideal en el área hospitalaria y de emergencia ya que sus sensores más exactos para la medición de los valores permitiendo un monitoreo más exacto, siendo de gran provecho al diagnosticar patologías a nivel pulmonar o cardiacas. 

Además mide la tensión arterial, la cantidad de aire contenida en los pulmones, la frecuencia respiratoria y otros factores producidos de la respiración y el pulso cardíaco, registra datos en un tiempo determinado y brinda gráficas en tiempo real.

En comparación con los otros dispositivos este es grande y costoso, posee una sonda que se coloca en el dedo del paciente para ser monitoreado constantemente, sumado a esto posee un sistema de sonido que al existir alguna alteración suena aceleradamente.

¿Cómo se usa el Pulsioxímetro?

Es indispensable conocer el uso correcto de estos dispositivos pues de ello dependerá recibir una medición confiable y correcta. Cada dispositivo, aun cuando sean sencillos, traen las siguientes instrucciones generalizadas para su uso adecuado y obtener resultados fiables:

Indicaciones de uso

Se debe limpiar correctamente el dispositivo antes de su uso, y para ello es necesario apagar el pulsioxímetro. Abrir la banda que lo cierra y con un paño seco, libre de polvo limpiar el sensor manipulando con cuidado de no dañarlo y cerrarlo nuevamente.

Para obtener una medición confiable en necesario lavar la mano del paciente para que tenga el dedo y las uñas limpias, sin esmalte en ellas ya que esto perturba la medición.

Para que no exista alteración en el resultado de la medición de la saturación de oxígeno y pulso, es necesario que el paciente repose y esté calmado cinco minutos antes de realizar la medición. 

Es necesario que el paciente a quien se le vaya a realizar la medición mantenga una posición adecuada, estando quieto evitando movimientos que puedan alterar los resultados.

Es indispensable poder llevar un registro de las mediciones realizadas constantemente ya que así, al observarlas con frecuencia, si existe alguna variación el médico reconocerá algún tipo de patología y actuar para su corrección a tiempo evitando daños en la salud del paciente.

Precauciones

Se debe tener precaución ya que se pueden producir interferencias en su medición:

  • En pacientes con pulso débil ocasionado por una baja temperatura del paciente o ambiente, sangrado abundante o el uso de medicamento vascular de contracción
  • La saturación de oxígeno en la sangre será inexacta en pacientes con abundancia de droga, con hemoglobina tiosalicilato, con ictericia o hemoglobina con alto contenido de monóxido de carbono, pacientes que utilicen medicamentos como lidocaína, butacaína, dopamina prilocaína y procaína, pacientes con anemia severa, con la hemoglobina inferior a 5 mg/dl.
  • No se debe utilizar el dispositivo al lado de otros aparatos eléctricos pues generará interferencia a la hora de la medición de pulso y saturación de oxígeno. 

Interpretación de resultados.

Un pulsioxímetro mide la cantidad de oxígeno contenida en la hemoglobina comparándolo frente a la cantidad máxima que puede contener, es decir que, si los glóbulos rojos contienen 95% de hemoglobina oxigenada y un 5% no oxigenada, la saturación será de 95%.

Valores normales. 

Para las personas sanas, la saturación de oxígeno debe ser entre 95 y 100% con un pulso de 70 a 80 latidos por minuto.

Se puede considerar que hay hipoxemia cuando los valores están por debajo de 90%, y se puede reconocer por dificultad al respirar, confusión y fatiga.

En pacientes con enfermedades pulmonares crónicas, apnea de sueño, fumadores habituales o pacientes oncológicos que reciben quimioterapia tienen problemas al oxigenar la sangre y la consecuencia es la reducción de los niveles de saturación de oxígeno permanentemente.

Importancia Biomédica del Pulsioxímetro.

Ante el auge del uso de pulsioxímetros en hospitales y centros médicos, así como el avance de la tecnología se hace necesario el trabajo mano a mano de la ingeniería biomédica para el perfeccionamiento y evolución de estos dispositivos, trabajando en la creación de aplicaciones, software y hardware para el monitoreo de variables fisiológicas.

La innovación médica hace indispensable el trabajo de ingenieros biomédicos que, combinando la industria electrónica, la informática y la biomecánica, aportan conocimientos del medio sanitario y la práctica de tecnología, instrumentos y dispositivos para el monitoreo y diagnóstico de una forma aún más precisa que en la actualidad.

No pierdas la oportunidad de adquirir un Pulsioxímetro de excelente calidad. Esperamos que toda la información mostrada en este espacio sea de gran utilidad. Recuerda visitar continuamente nuestro espacio para que observes todas las temáticas de salud que hemos preparado para ti.